Descubre los mejores trucos e ideas para pintar las paredes de tu hogar

Si piensas que tu casa se ha quedado anticuada, ha llegado el momento de renovarla. Eso sí, sin molestas y engorrosas obras ni reformas que se hacen interminables. Bastará con que actualicemos los espacios con algunas ideas sencillas y efectivas. La pintura es la mejor solución para darle un toque único al hogar y con una inversión mínima. Si estás buscando ideas para pintar las paredes, estás en el post perfecto. Con la ayuda de nuestros consejos tendrás la sensación de estrenar piso.

Pintando nosotros mismos las paredes podemos crear verdaderas obras de arte y transformar por completo nuestra casa, pero necesitamos los productos y las ideas adecuadas. A la hora de pintar tenemos dos posibilidades: seguir los métodos más tradicionales apostando por tonos lisos o recurrir a técnicas decorativas y productos que dan un toque moderno.

Así que te animamos a descubrir las mejores ideas para pintar paredes y pruebes a llevar a cabo una reforma sin obras, pero efectiva. ¡Vamos allá!

1. Pintar las paredes con rayas

Si queremos cambiar el aspecto de las paredes y darle un nuevo diseño a la estancia, una buena solución es pintar las paredes con rayas. Decorar la pared con rayas verticales es perfecto para darle altura a los techos y lograr un diseño elegante. Es un excelente recurso para ampliar visualmente un espacio.

Pintura verde en la pared de un estudio equipado con un escritorio de color negro
Pintura para azulejos en la pared de la cocina con tonos grises

Y de las rayas verticales pasamos a las horizontales, que permiten ampliar el espacio. Pero cuidado que en habitaciones de tamaño reducido tienes sus riesgos. Lo más recomendable es usarlas en una sola pared. En función del grosor de las rayas, la habitación parecerá más o menos espaciosa.

Hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, las paredes pintadas con rayas pueden cansar. Es aconsejable utilizar este recurso decorativo en estancias donde no pasamos mucho tiempo o son zonas comunes, como el pasillo.

2. Papel pintado, una idea para pintar paredes retro

Entre las ideas para pintar paredes no podemos olvidar un clásico entre los clásicos: el papel pintado. Es un trabajo sencillo que se puede realizar sin problemas en los dormitorios o el salón. Es un excelente recurso y apenas una mañana el trabajo estará hecho.

La idea de pintar la pared con el papel pintado es una buena forma de que reforma sin escombros no pase desapercibida. Empapelar las paredes del dormitorio o el salón permite tener un acabado duradero y acogedor. En esta decoración, la imaginación es nuestro mejor aliado.

Pero, si todavía nos faltan razones para elegir el papel pintado, te traemos más ideas. Es una apuesta ideal para personalizar la habitación de los más pequeños de la casa. Sus múltiples dibujos son un aliado inmejorable para desarrollar la imaginación y transmiten calidez. El papel pintado aporta un toque muy personal y atemporal que puede predominar en la habitación durante años.

En las habitaciones infantiles los estampados de animales o de estrellas son ideales. En este tipo de estancias los gustos personales adquieren especial relevancia, por ello hay que elegir con acierto la decoración de las paredes.

3. Pintar paredes con estilo degradado

Si queremos crear un ambiente con personalidad, el estilo degradado es otra idea para pintar las paredes. Con esta técnica decorativa lograremos resultados muy originales para transformar por completo cualquier habitación. Antes de comenzar hemos de tener claro qué tonos queremos, aunque con un degradado bien trabajado cualquier aportará estilo.

Es aconsejable que haya poco contraste entre el color de fondo y el más acentuado, ya que de esa forma será más sencillo. Es más sencillo pasar del color blanco al paste que alt: del azul oscuro al blanco. Los colores similares son ideales para lograr un ambiente más sereno, mientras que los colores más opuestos generan un contraste mayor.

Pared rodillo decorativo
Pared con papel pintado en un dormitorio infantil

Los tonos parecidos, como el rojo y el naranja, son los mejores aliados para conseguir una ambiente donde impere la serenidad. Con el rojo y el verde el estilo degradado será más acentuado.

4. Smartcover, una idea para pintar paredes de baño y cocina muy económica

Pintar las paredes es una tarea que, en muchos casos, la vemos como aburrida y monótona. Pero no tiene por qué ser así. Con nuestra pintura para azulejos Smartcover es más fácil que nunca darle un lavado de cara a cualquier pared del hogar. Este producto es perfecto para redecorar la cocina y el baño sin pestañear.

Smartcover, gracias a su secado extra rápido, es una inmejorable idea para pintar paredes y renovar la casa sin obras. Llega el momento de transformar cualquier estancia. Esta pintura para azulejos es resistente al agua corriente y ofrece una elevada resistencia al rayado, la abrasión y los rayos ultravioleta. Por ello es perfecta para pintar paredes de baño y cocina. Olvídate de contratar a nadie para hacer de tu casa un rincón que enamore.

5. Pintar una pared de un color distinto para que resalte del resto

Es una nueva tendencia decorativa para destacar una pared por encima del resto. Este efecto visual se logra pintándola de un color diferente al resto de las paredes. Con esta idea para pintar paredes, lo habitual es apostar por un color de intensidad mayor. Pero a la hora de elegir un color, hay que tener en cuenta los tonos existentes en el resto de la estancia.

Lo importante es que la pared con acento tenga una intención decorativa y se complemente con el resto de colores. Dar color a una pared en contraste con las demás aporta muchísima fuerza decorativa a cualquier parte de la casa. Todas las estancias son válidas para poner en práctica esta técnica decorativa. En el salón es un recurso excelente para pintar la pared del sofá o la televisión.

Tonos cálidos en una pared con estilo degradado y un mobiliario de estilo mediterráneo
pared efecto acuarela
Pared pintada con rayas verticales bajo un tono azul claro

6. Pintar las paredes con efecto acuarela

Si se nos pasa por la cabeza lograr acabados originales y muy coloridos, en nuestra cabeza tiene que estar la idea de pintar paredes con efecto acuarela. Es una muy buena idea para pintar las paredes y modernizar así nuestro refugio personal. Esta técnica permite lograr múltiples efectos diferentes y es recomendable hacer una composición previa sobre un panel antes de ponernos a trabajar sobre la pared.

El efecto acuarela es una técnica muy creativa cuya aplicación se traduce en la creación de espacios diferentes. Es una pintura que abre todo un mundo de posibilidades donde el único límite es nuestra imaginación. Lo más aconsejable es utilizarla en una zona concreta, más que en la totalidad de las paredes de la casa.

7. Rodillos decorativos para acabados texturizados

Siempre podemos recurrir a rodillos decorativos para pintar las paredes y darle un toque lo más personal a nuestra casa. Es una antigua y sencilla técnica que ha vuelto a ponerse de moda. Con estos rodillos se puede renovar cualquier pared de manera fácil económica y elegante. En poco tiempo se habrá logrado una decoración a medida.

Es una sencilla alternativa al papel pintado y una buena opción si queremos dotar de calidez a la decoración del salón o de la habitación de los niños. La idea de pintar paredes con un rodillo decorativo permite crear un estilo nórdico de lo más personal. El tándem que forman la pintura y los rodillos decorativos se adapta a cualquier estilo.

8. Microcemento, la alternativa a pintar las paredes

Cuando hablamos de ideas para pintar las paredes, todos sabemos cómo puede quedar una pared pintada. Pero revestirlas con microcemento es una alternativa perfecta para renovarlas sin necesidad de quitar los materiales ya existentes.

El microcemento como revestimiento de pared es un material decorativo que conquista el hogar y ofrece infinidad de posibilidades. El microcemento listo al uso de Smartcret es el socio perfecto para renovar las paredes. Su fácil aplicación permite realizar esa reforma que tanto tiempo llevamos pensando sin necesidad de contratar a nadie.

Mejores colores para pintar paredes

La elección del color es uno de los momentos que más esperamos cuando decidimos pintar las paredes de casa. Hay tantas opciones que elegir el tono más adecuado, no es tan fácil como parece. Además el color tiene que ser especial para nosotros y transmitir el estilo que le queremos dar a nuestro hogar.

Con los colores suaves o más neutros conseguimos una atmósfera más relajante, mientras que los colores intensos favorecen la creación de un espacio más dinámico y moderno. El tono que escojamos marcará el carácter, el estilo y la apariencia de las paredes de la estancia. Es una decisión clave para que nuestra casa nos cautive y enamore por completo.

La orientación de la estancia también juega un papel muy importante, ya que si tiene orientación norte significa que no recibirá muchas horas de sol durante el día. En este caso lo más adecuado es optar por colores más cálidos. Por el contrario, si la estancia tiene una orientación este o sur, la luz natural será mayor, lo que nos lleva a colores más oscuros.

Cómo pintar las paredes de casa

Ya hemos visto algunas de las ideas para pintar paredes que pueden servirnos de inspiración, ahora es momento de ver cómo llevar a la práctica estas ideas. Pintar las paredes de la casa requiere de tiempo y sobre todo una buena planificación.

Aventurarnos a pintar nosotros mismos nos permite ahorra mucho dinero, y siempre podemos invitar a amigos o familiares para hacerlo más llevadero y que nos echen un cable. Es una buena forma de trabajar en equipo, hacer ejercicio y, de paso; acelerar el proceso.

A continuación te presentamos una serie de pinceladas para afrontar la aventura de pintar las paredes de tu casa con las mejores garantías.

Preparar la estancia antes de pintar las paredes

El primer paso antes de ponerse manos a la obra es preparar la estancia al detalle para evitar manchas y salpicaduras de pintura innecesarias. Es fundamental emplear plásticos para cubrir el suelo, los muebles, electrodomésticos, interruptores y todos aquellos objetos de valor. La preparación nos ahorrará trabajos posteriores de limpieza.

Tratar las paredes en función de si han sido pintadas previamente o no

A la hora de planificar, hay que tener en cuenta si las paredes se han pintado con anterioridad o no. Antes de aplicar la nueva pintura, es imprescindible limpiar y reparar (si fuera necesario) la superficie.

Revestimiento de microcemento en la pared de un salón decorado con tonos grises
Pintura para paredes
Reforma sin obras
colores pinturas

Arreglar las imperfecciones (si las hay)

Primero hay que comprobar si la pared tiene grietas, desconchones o humedad. Si la superficie está en mal estado, primero habrá que repararla. Será necesario lijar y eliminar el polvo para acto seguido aplicar un puente de unión. Estas tareas de preparación permiten que las nuevas capas de pintura penetren dentro de los poros, lo que se traduce en un acabado más resistente al paso de los años.

Elegir la pintura y el color

Con la pared reparada, es momento de escoger la pintura y el color. Es aconsejable probar el tono elegido en diferentes estancias. La luz de cada parte de la casa puede matizar el acabado final de la pintura. Si te va lo clásico, los tonos arena son los mejores aliados. Para un estilo más contemporáneo, los azules y los grises siempre son una decisión acertada.

Consejos para pintar las paredes de casa

Pintar las paredes de la casa puede ser un plan divertido. La idea de renovar el aspecto de cualquier parte de la casa resulta atractivo y, mucho más, si nos ahorramos dinero. Antes de ponernos manos a la obra vamos a presentarte los mejores consejos para pintar las paredes y cambiar el aspecto de nuestro hogar.

Contar con rodillos de calidad para pintar las paredes

¿Basta solo con pintura para darle un toque personal a las paredes? Necesitamos rodillos de calidad que no dejen pegotes, ni pelos en las paredes. Las brochas son perfectas para pintar las esquinas y los pinceles ideales para las zonas con huecos. Para lograr acabados que enamoren, hay que elegir bien los materiales para aplicar la pintura. Recuerda proteger muebles, marcos de puertas y ventanas. ¡Y sobre todo usa ropa cómoda!. Ahora sí, estás preparado para ponerte a pintar las paredes.

Probar el color previamente

Prueba el color para estar seguro. Por mucho que nos guste un color para casa, debemos comprobar in situ cómo queda realmente el tono elegido. En función de la luz que reciba, la intensidad del tono puede variar. Es aconsejable probar varios tonos de la misma gama. La luz es el mejor aliado para elegir el color, más allá de Pinterest.

Si nunca hemos tocado una brocha, los colores claros son nuestros mejores amigos. No solo aportan luz y sensación de amplitud, sino que además ayudan a disimular los pequeños errores. Además este tipo de tonos permiten pintar toda la casa del mismo color.

Contar con pintura de sobra

Nunca falta pintura. Cuando estamos pensando en ideas para pintar paredes, debemos de pensar que la pintura no puede faltar. Pensando en el futuro, siempre es mejor que sobre a que falte, ya que es posible que el día de mañana haya que repasar o corregir posibles imperfecciones.