Los mejores tips para acertar en la reforma de un baño pequeño

Llegas un día a casa, después de un día de estos que... Mejor dejémoslo estar, y piensas: tengo que cambiar algo y no sé el qué. Te das un paseo por el pasillo, vas entrando en cada una de las estancias ¡et voilà! Lo encontraste. Es el baño. Tu baño de toda la vida parece que se ha quedado pequeño.

Esto es normal. En nuestra vida las cosas van cambiando y vamos acumulando objetos que se unen a nuestro camino ¡y utilizan nuestro baño! Pero no pasa nada, sean todos bienvenidos porque al final de este artículo vas tener muy claro cómo reformar tu baño pequeño. No hablamos de un lavadito de cara o de poner dos cuadros, hablamos de cambiarlo por completo y a tu gusto. Atiende.

Cómo reformar un baño pequeño para que tenga grandes posibilidades

Basta con cruzarte en el ascensor con algún vecino y decirle que vas a reformar el baño para que las miradas de los demás inquilinos de la finca hacia ti, cambien. Calma porque te vamos a dar unos consejos para que renueves tu baño de arriba a abajo sin necesidad de despertar a los vecinos antes de hora y sin tener que utilizar su baño ante cualquier "emergencia" que puedas tener.

Si quieres ser sigiloso y elegante, un auténtico ´reformador de guante blanco´, sigue nuestras claves para una reforma limpia, rápida, económica, de gran calidad y, lo mejor de todo, ¡que puedas hacerla donde quieras!

Baño pequeño con baldosas y madera
Baño pequeño con puerta blanca

Menos espacio, mismas posibilidades

Que tu baño sea pequeño no quiere decir que no puedas sacarle partido. Lo único que tendrás que hacer es respetar las medidas. Bajo esta premisa básica, te vamos a dar una opción, por si te cuadra. Mira.

Deja una cuadrado libre de 60x60 para el acceso a la ducha, si vas a poner dos lavabos que haya una distancia de 60 a 90 cm entre ambos, el mueble principal que tenga una distancia de ancho de 50-60 cm, cisterna empotrada en murete de 17-20 cm y, por último, recuerda que la ducha ideal no tiene menos de 70 cm de ancho pero para el largo puedes aprovechar el máximo de pared posible. Recuerda que ésta es sólo una posibilidad de las tantísimas que tienes!

Baño pequeño pero estiloso

El estilo no entiende de tamaños y aunque el baño tenga un tamaño reducido, el estilo que te guste puede lucir al máximo en él. Lo que sí que tendrás que ser es minimalista y meter el menor número de elementos en tu baño pequeño del estilo que te guste.

¿Zen, italiano, industrial, rústico, contemporáneo? Sea cual sea tu estilo, adelante con él. Pero nunca, nunca, olvides el minimalismo porque podrán caber pocas cosas pero de estilo vamos sobrados.

Ideas prácticas y baratas para reformar un baño pequeño

Se acabó la pereza ante una reforma. Con estos tips que te dejamos a continuación, te vas a llenar de energía y ganas para empezar a renovar el baño pequeño de casa.

Colores claros hacen baños grandes

Las cosas no son como son, son como las vemos. Por eso, si quieres jugar a ser un ilusionista, en tu baño pequeño debes utilizar colores claros ya que aumentan la sensación espacial y multiplican la sensación lumínica.

Colores como el blanco, el beige, el gris muy muy cálido o tonos pastel como azules, el lila o ciertos violetas dan calidez y, aunque parezca un truco, de repente tu baño habrá ganado unos metritos como por arte de magia.

La ventana, lo más grande

La luz es igual o más preciada que los metros cuadrados de los que disponemos. Y ya sabes a qué tipo de luz nos referimos porque no nos referimos a cualquiera. Estamos hablando de la luz natural.

Si puedes, coloca una ventana en tu baño pequeño, porque ya no sólo estamos dejando entrar a la luz, sino que desaturamos el ambiente, hacemos lucir a todo el resto de elementos de la estancia y, por último, y en caso de que esté mirando al cielo, podemos ver el sol o las estrellas, ¡desde el baño!

Luces, cámara... ¡Iluminación!

Con el sol, todo combina de maravilla, pero no podemos dejarle toda la responsabilidad de iluminar nuestro baño. Así que para esta fundamental tarea contrataremos a otro tipo de iluminadores profesionales que, la verdad, hacen muy bien su trabajo.

Focos. Dos. Uno foco principal y otro secundario. El primero se encarga de iluminar el baño entero (sí, ya sabemos que no será mucho si el baño es pequeño) mientras que el secundario, como los mejores actores, acompañan al principal en todo momento haciéndole mejor todavía. Como buen coprotagonista, se adapta a cualquier situación y suele estar en zonas que necesitan un puntito más de luz. En el espejo o en el lavabo su actuación es de Oscar.

Baño pequeño con focos de luz
 Baño pequeño reformado con pintura para azulejos

Espejos que cambian tu baño pequeño

Siguiendo con la historia del párrafo anterior, los espejos son muy importantes en un baño pequeño. Te vamos a marcar el guión a seguir para que te lo aprendas muy bien indicándote los más idóneos para tu pequeño baño.

1. Espejos grandes.

Cuanto más azúcar, más dulce y cuanto más grande, mejor. ¿Por qué? Cuanto más tamaño tenga, más luz reflejará y ya sabes que la luz nunca sobra.

2. Espejos camerino.

Éste se puede convertir en el elemento con más nominaciones a los premios "Reforma de baño pequeño 2022" ya que además de hacer más grande la estancia en cuestión, sirve como gran aliado para almacenar y, además, como protagonista siempre tiene un estilo tremendo.

3. Espejo longitudinal.

Otra de las estrellas de las reformas de baños de pequeño tamaño es este espejo especialista en duplicar la sensación de espacio. Y, para acabar con los espejos, un truquillo: ¡ilumínalos! Es fundamental para crear espacios más amplios, más modernos y más refrescantes.

Tirar para reformar baños pequeños

Los japoneses molan mucho y una de las cosas que más triunfan de su cultura es la manera de encarar el nuevo año. Estos señores, empiezan el año con un propósito de los de verdad: ordenando su casa. Así, se deshacen de ropa, objetos o muebles que consideran que ya no necesitan y que llevan tiempo sin utilizar.

Para la reforma de tu baño pequeño, vas a tener que seguir esta corriente de nombre casi impronunciable (Oosouji) y empezar a quitar sanitarios o muebles que ya no usas y que ocupan espacio.

Tampoco quiere decir que si te deshaces de una cosa, no pueda entrar otra. Piénsalo de la siguiente manera, si es una solución que va a cumplir una función, bienvenida. Por ejemplo, quitar un bidé que lleva años sin utilizarse y cambiarlo por un armario que nos pueda echar una mano para almacenar cosas, está muy bien.

Reformar tu baño pequeño empieza en la puerta

Si tu baño es el 600 de los baños, con todo el respeto y la admiración del mundo, al reformar tu baño pequeño has poner una puerta corredera que te permita moverte a tus anchas en pocos metros cuadrados.

La puerta es lo primero que ves, incluso antes de entrar. Una vez dentro se comporta como si fuera una parte más del muro. Esto aumenta la sensación de espacio y comodidad pero también le aporta un plus estético que suma mucho a la decoración del baño. De hecho, puedes incluso jugar con sus guías y ocultarlas o dejarlas a la vista y elegir el color o el material que desees para que todo esté a tu gusto.

Ahora, te dejamos unas ideas de puertas correderas para renovar tu baño.

Estilo granero.

Puede gustar o no y no vamos a repetir la frase hecha de los gustos aunque, sí te mola, puedes hacerte una puerta igualita a las de los portones de las antiguas granjas del color que tú quieras.

De diseño.

Suelen ser blancas y funcionan tanto si van a juego con el techo o no. Al ser de color blanco aportan mucha luz tanto dentro del baño como fuera. Un consejillo: no hace falta que porque sea de diseño, el cuarto de baño haya de ser obligatoriamente moderno ya que con un estilo de rústico pega de maravilla.

 Baño pequeño luminoso
Baño pequeño reformado con microcemento

Con cuarterones de madera y cristales translucidos.

Estas puertas son las típicas de la casa de tu abuela en las que antes de entrar al baño te quedabas mirándola y pensabas: me van a ver. Pues no, nada más lejos de la realidad, desde fuera solo se distinguen manchas de color que indican que hay una persona dentro. Combinan muy bien con estilos de baño retro e incluso industrial.

Estilo madera recuperada.

Este tipo de puerta es otra gran opción si quieres reformar tu baño pequeño y darle otro aire en la que implicas y puedes obtener unos resultados geniales. Coge un listón de madera, ponte manos a la obra y restáuralo y transfórmalo en la puerta de baño más molona de la historia. Combinable con casi cualquier estilo.

Más tips para la reforma del baño pequeño

Como habrás visto, hay ideas de sobra para renovar tu baño de dimensiones reducidas,. Por si estabas pensando en algunas excusas para no ponerte manos a la obra, aquí te dejamos unas pocas más. ¡Toma nota!

Sanitarios suspendidos.

Esta solución, al leerla, parece que sea de otro planeta pero no, no lo es porque funciona muy bien en el nuestro. Estos inodoros suelen llevar la cisterna oculta, lo que nos permite ganar un poquito de espacio, de comodidad al limpiar y, sobre todo, elegancia.

Mobiliario ligero.

Una medida que le da un gran respiro de aire fresco a tu cuarto de baño pequeñito. Funcional y estético a la vez, podrás dejar y coger cosas de manera fáicl y rápida, no ocupa mucho y sirve para más.

Muebles a medida.

Si mides tu baño en milímetros cuadrados en lugar de en metros cuadrados, hazte unos buenos muebles a medida porque así seguro que no fallas ni por tamaño ni por estética. Te van a permitir aprovechar hasta el más mínimo de los rincones para darte un extra de almacenaje que te va a venir genial por las dimensiones que manejas.

Ducha en lugar de bañera.

Tener una bañera puede ser uno de los únicos sueños que poseemos las personas y que podemos hacer realidad con relativa facilidad pero si tenemos un baño pequeño, bajemos a la tierra y pongamos un plato de ducha. Lo primero, porque se trata de una obra rápida y sencilla. Lo segundo porque permite que personas mayores accedan mejor. Y, al final, le pones una mampara y listo. Un secreto: las que no tienen perfil están de moda.

¿Reformar un baño pequeño sin obras? ¡Sí se puede!

Para darle el toque final a la reforma de tu baño pequeño el microcemento listo al uso es tu arma secreta. Este revestimiento decorativo se puede aplicar al 90% de tu baño, como lo oyes. Suelos, paredes, ducha, bañera, muebles pueden cubrir sus superficies con este súper material ideal para espacios húmedos en los que se alcanzan altas temperaturas.

Microcemento para muebles.

Puedes hacer muebles con estantes que te ayuden a organizar sin perder ni un milímetro de espacio ya que incluso pueden estar integrados perfectamente en las paredes. Decimos estanterías pero, en realidad, puede ser cualquier tipo de mueble.

Baño pequeño con varios espejos
 Baño pequeño con paredes y suelo blancos

Microcemento para ducha.

El "momento ducha" es uno de los mejores momentos de nuestros días. Ya sea por la mañana o por la noche siempre es bueno relajarse un poco con el agua cayéndote encima mientras te recorre esa sensación de infinito que te aporta una ducha sin juntas hecho con microcemento.

Microcemento para suelo y paredes.

Su resistencia, su capacidad antideslizante y, cómo no, su facilidad a la hora de limpiar, el revestimiento de microcemento es uno de los mejores amigos que pueden tener tanto los baños como sus usuarios.

Por no hablar del estilazo que le da a la estancia ya que combina con todo; con lo rústico, con lo moderno, con lo industrial... Esto se debe, a sus acabados y a su colorida paleta de 35 colores.

Saca el artista que llevas dentro con una buena pintura

Una cosa más. Para que la reforma de tu baño sin obras sea todo un exitazo tenemos otro material clave: pintura para azulejos Smartcover. Esta puede ser el toque de gracia gracias a sus 10 colores disponibles y a su facilidad de aplicación.

Smartcover ha sido diseñada para finalizar con gracia obras hechas por ti mismo. Su secado extra rápido y su impermeabilidad le dan un acabado profesional en tiempo récord.

Cuánto cuesta reformar un baño pequeño

Bien, pues como todo en la vida, depende. Depende de los metros de material que se necesiten, de los materiales que se pretendan utilizar y, sobre todo, de lo que quieras hacer... Depende de muchas cosas pero te aseguramos que si estás decidido a hacerlo con microcemento listo al uso o con la pintura Smartcover, seguro que vas a ahorrar suficiente dinero pero no vas a escatimar en nada.

Al final, si decides reformar tu baño pequeño piensa en cómo hacerlo y qué materiales utilizar y, si no quieres convertirte en "el reformitas" de la escalera pero quieres ahorrarte la mano de obra y el desescombro utiliza nuestros productos. Una reforma más rápida, sin obras y por menos dinero que las convencionales. ¡Sí se puede!

 Baño pequeño con mueble a medida