5 trucos para reformar tu cocina sin obras y por muy poco dinero

Las obras que implican reformar la cocina pueden convertirse en una auténtica pesadilla, para qué engañarnos. Desde contratar a los albañiles y el coste de mano de obra que ello supone, los escombros resultantes de levantar el suelo o pared e incluso los posibles retrasos en las obras que pueden dejarte a ti y a tu cocina en jaque mate por más tiempo de lo previsto. Una lista que si seguimos puede ser infinita, pero no queremos darte más dolores de cabeza.

Sin embargo, no todo está perdido. ¿Y si te decimos que puedes transformar por completo la cocina sin obras? Como lees, hay alternativas de lo más atractivas para que puedas reformar tu cocina sin obras molestas, con un presupuesto modesto y en muy poco tiempo.

Con nuestros tips te aseguramos que tendrás la cocina que hace tanto tiempo quieres sin obras de por medio. Toma nota y olvídate de privarte de cocinar tus recetas preferidas, limpiar a todas horas para evitar que los escombros invadan tu casa y dejarte tus ahorros por el camino. ¿No nos crees? ¡Sigue leyendo!

Ideas para reformar la cocina sin obras molestas para todos los bolsillos

Adentrarse en una reforma de cocina acarrea tener que cambiar tu rutina por completo durante un tiempo, por no mencionar el desembolso económico que hay que realizar. Qué maravilloso sería poder ahorrarte ambas cosas, ¿verdad? Te prometemos que reformar una cocina sin obras es posible, solo hace falta determinación, dar con los materiales adecuados y seguir nuestros consejos.

Y no hace falta ser un manitas, ni mucho menos. A continuación te proponemos cinco ideas para realizar una reforma de cocina sin obras. Si los tienes en cuenta, en apenas unos días estarás estrenando nueva cocina y presumiendo de tus dotes culinarias.

1. La pintura: una gran aliada para renovar la cocina sin obras

Una de las alternativas más interesantes para reformar la cocina sin obras es darle una capa de pintura, o dos. Un pequeño gesto como la pintura cambia radicalmente el aspecto de esta estancia. Una forma de modernizar tu cocina sin obras barata y de lo más efectiva.

Nuestro consejo es que no tengas miedo de innovar y elijas el color que mejor combine con el mobiliario y la iluminación. En tu mano está pintar las paredes, los muebles, el suelo o todo a la vez. Una cosa está clara: el antes y el después de reformar tu cocina sin obras gracias a la pintura será notable y duradero.

Transforma rápidamente la cocina sin obras pintando las paredes

Lo primero en lo que te sueles fijar cuando vas a la cocina es en la pared. Darle un toque de color cambiará por completo este ambiente sin obras ni desperdicios. Suena bien, ¿verdad? Incluso si te decides por un tono blanco, ya que le dará una sensación de limpieza y armonía.

¿Muebles de cocina desfasados? Píntalos y estrena cocina sin obras

Quien dice la pared dice los muebles. ¿Nunca te lo has planteado? Si crees que le queda un telediario al mobiliario de tu cocina prueba a pintarlo (en caso de que se pueda pintar encima, claro). Con una capa de color le darás una nueva vida y tendrás una cocina moderna sin obras y por poco dinero.

En caso de que hayas pintado previamente la pared de la cocina, combina el color de la pintura de la pared con el de los muebles. ¡Tip! Contrasta tonos fuertes en las paredes con claros en los muebles o viceversa. Serás la envidia de tus vecinos cuando sepan que has reformado la cocina sin obras tú mismo, en tan poco tiempo y con un resultado alucinante.

Ni hablar de reformas en la cocina: larga vida a la pintura para azulejos

Otra alternativa a las temidas reformas en la cocina es pintar los azulejos. En muchas ocasiones, los azulejos son viejos y están desgastados, los colores no resultan del todo atractivos o simplemente han de pasar a mejor vida por estar fuera de moda. O tal vez no.

¿La solución? ¡Sujétame el rodillo! Con sólo unas pasadas de pintura para azulejos podrás notar la diferencia. En poco tiempo tendrás lista tu cocina sin necesidad de obras y con un aspecto renovado. ¡Te lo garantizamos!

2. Grifos nuevos: ahorro y estética para tu nueva cocina sin obras

¿Has pensado en renovar los grifos? Aunque pueda parecer a priori un cambio insignificante, es una forma muy efectiva para las reformas de cocinas sin obras al tiempo que fácil, práctica y muy económica.

Según tus gustos y las necesidades que requiere este espacio puedes encontrar: de caño alto o bajo, extraíbles, abatibles, y con diferentes acabados que aportarán un plus de personalidad a tu cocina.

Un espacio como la cocina no se concibe sin un grifo, de manera que cualquier cambio que hagas al respecto va a suponer una transformación importante de la estética de la cocina. ¡Adiós obras farragosas!

3. La iluminación: cambio simple y efectivo para reformar la cocina sin obras

Una manera de reformar la cocina sin obras es a través de la iluminación. Si además quieres ahorrar en la factura de la luz y darle un toque moderno, te recomendamos la sustitución de bombillas por Leds. Entre sus ventajas se encuentra una fácil instalación, duración mayor que una bombilla convencional y una baja contaminación lumínica.

Tampoco nos olvidamos de las lámparas colgantes para alumbrar la mesa, isla o encimera. Dependiendo del material y de la combinación con el resto de mobiliario, puedes tener una cocina con un estilo único y personal: boho chic, navy, moderno, industrial, rústico, vintage... y podríamos seguir.

4. Decorar la cocina sin obras: la importancia de los pequeños detalles

La cocina suele ser uno de los ambientes más utilizados de la casa. Razón de más para cuidar la decoración, ¿no crees? Para ello, no hace falta invertir grandes sumas de dinero. Una estantería de especias, plantas aromáticas en la encimera, centros de mesa originales, cuadros minimalistas o con motivos gastronómicos, relojes de pared... a gusto del consumidor.

¿Quién dijo que los pequeños detalles no cuentan? Reformar una cocina sin obras faraónicas no resulta tan complicado y esta es la mejor prueba.

5. Microcemento, la mejor opción para reformar la cocina sin obras

Pero si hay un elemento que marca la diferencia es el microcemento. ¿No sabes qué es? Consiste en un revestimiento decorativo que se aplica fácilmente sobre una gran variedad de superficies sin obras de por medio y con acabados alucinantes: paredes, suelos, encimeras... ¡todo lo que se ponga por delante!

Un material de absoluta tendencia en la decoración de interiores, donde la cocina se lleva la palma. Y es que es un recubrimiento compatible con infinidad de materiales como azulejos, yeso, pladur, cemento, terrazo, gresite...

Tres razones para reformar tu cocina sin obras con microcemento

A continuación, te decimos los motivos principales por los que no utilizar el microcemento para la reforma de tu cocina sin obras sería un error.

  1. Facilidad de aplicación. Utilizar microcemento listo al uso Smartcret es tan sencillo como seguir el manual de instrucciones. ¡No necesitas experiencia en bricolaje! Además, no requiere de obras, por lo que evitarás escombros y posibles destrozos.
  2. Acabados atractivos. El microcemento tiene una amplia variedad de acabados que darán un toque único a la superficie en la que decidas aplicarlo: paredes, suelos
  3. Económico. Por poco dinero podrás realizar una reforma profesional de la cocina sin obras con tus propias manos. ¡Compruébalo tú mismo!

Cómo reformar la cocina sin obras con microcemento

  1. Estrena encimera y renovarás la cocina sin obras.
  2. ¿Cómo ahorrar en la compra de una encimera? Si hace su función, pero lo que no te gusta es su color o textura, ¡cámbiala! Con microcemento le puedes dar un toque industrial y moderno que hará que la cocina se vea con otros ojos sin requerir obras.

  3. Un suelo continuo, económico y sin obras para la cocina.
  4. El microcemento cuenta con numerosas ventajas como la facilidad de mantenimiento e higiene gracias a la ausencia de juntas, creando así un suelo continuo y atractivo. Además, puedes olvidarte de tener que levantar el suelo existente, ya que se aplica encima de multitud de superficies: mármol, terrazo, etc. Así, te ahorras el tener que hacer obras en la cocina, un espacio por lo general concurrido las 24/7.

  5. Paredes de cocina a prueba de manchas y sin obras
  6. Una de las características más interesantes del microcemento es su facilidad de mantenimiento y limpieza. No suele mancharse pero en caso contrario, sólo necesitarás agua y jabón para eliminarla y dejar la pared como nueva.

Como has podido comprobar es sencillo reformar una cocina sin obras y de manera económica. ¡No tienes excusas! Y Smartcret te lo ponemos más fácil todavía con nuestros kits de microcemento listo al uso. Solo tienes que elegir el color y textura, el resto será coser y cantar. ¿Mola o no mola?