El microcemento en baños: un revestimiento que no conoce límites

Si quieres darle un toque rompedor a tu hogar y más concretamente a tu baño, no puedes dejar pasar de largo el revestimiento de moda: el microcemento.

El microcemento y los baños se han convertido en la suma perfecta de decoración y funcionalidad por las características que ofrece este revestimiento decorativo. El microcemento en los baños será capaz de resistir a todas las inclemencias a las que esta expuesta esta estancia sin renunciar a una estética de gran calidad.

Podrás revestir cualquier tipo de superficie con el microcemento en baños y sus prestaciones inmejorables, al mismo tiempo que facilitará la limpieza del espacio. ¡Y con un sin fin de opciones en cuanto a colores, texturas y combinaciones!

¿Por qué se ha convertido en un imprescindible el microcemento en baños?

Los baños de microcemento están cada vez más presentes en todos los proyectos de decoración de interiores. Si bien se puede instalar en cualquier estancia, el microcemento en los baños aumenta su popularidad debido a sus grandes cualidades frente a otros revestimientos decorativos en ambientes húmedos y con un gran tránsito y uso.

Indudablemente, el microcemento en baños permite dejar volar la imaginación de los más creativos del ámbito de la decoración y hacer realidad los deseos de los propietarios más exigentes.

Antes y después de microcemento del baño
Microcemento en el baño en zona de bañera

Ventajas del microcemento en baños que quizá no conocías

El microcemento lleva siendo utilizado durante muchos años para revestir suelos y paredes en miles de hogares, e incluso espacios públicos, pero ¿cómo es posible que un solo material sea tan polivalente?

Ciertamente esto se debe a su versatilidad y cualidades que han permitido que el microcemento en los baños se convierta en un elemento indispensable. Descubre todas las ventajas de aplicar microcemento en baños, ¡y no te arrepentirás!

La resistencia a la humedad y al agua corriente del microcemento en baños

Si hay algo imprescindible en un material para poder instalarlo en el baño es sin duda su resistencia a la humedad y al agua corriente. El microcemento en baños, al ser un material impermeable tras la aplicación del barniz adecuado, se puede aplicar sobre cualquier superficie de esta estancia.

Eso sí, en zonas donde el agua se estanca, o la exposición al agua es constate como una bañera, el plato de una ducha o el lavamanos, el sistema de microcemento que utilicemos deberá tener un tratamiento especial.

Espesor mínimo del microcemento en baños

Por su apariencia, muchas veces se tiene la falsa creencia que el microcemento tiene una composición con un gran volumen y espesor, pero nada más lejos de la realidad. Con un grosor de tan solo 2 o 3 mm tras su aplicación, el microcemento en el baño se puede sobreponer en cualquier superficie.

Suelos, paredes, armarios, techos, lavabos... Todo se puede revestir con microcemento en los baños por su bajo espesor. Además, este grosor mínimo permite aplicarlo en superficies sin restar espacio, algo muy importante y a tener en cuenta cuando el baño es pequeño.

Mantenimiento mínimo y limpieza fácil del microcemento en baños

El mantenimiento del baño puede ser un poco complicado, sobre todo cuando las molestas juntas que están constantemente presentes no dejan de ennegrecerse. Cuando aplicamos el microcemento en baños, estas inoportunas juntas desaparecen al ser un revestimiento continuo que no requiere de acoplamientos.

Olvídate de tener que emblanquecer las uniones o tener que frotarlas durante horas, aplicar el microcemento en los baños te ayudará a mantener el espacio impoluto, sin esfuerzo, ¿cómo resistirse?

Microcemento en baño con balda revestida
Baño de microcemento con pared acento de color marrón

Una instalación sin precedentes con el microcemento en baños

El microcemento en baños se puede aplicar sobre azulejos, cerámica, yeso, madera, etc. por su gran adherencia. Y es que gracias a esta característica no necesitarás retirar el soporte anterior para aplicar el microcemento en el baño, sino que se puede adherir sobre él. Esto reducirá enormemente el presupuesto de cualquier reforma, te lo garantizamos.

Al poder aplicar el microcemento sobre cualquier superficie sin necesidad de retirarla, el tiempo de aplicación de este revestimiento será de tan solo unos 3 días aproximadamente (lo que tarda en secarse). Un periodo mucho menor que una reforma convencional.

El microcemento en baños para evitar resbalones

Las caídas al salir de la ducha dejarán de ser una preocupación al instalar microcemento en el baño con acabado antideslizante. La propiedad antideslizante no está presente en todos los revestimientos de microcemento por sí mismos, sino que se consigue con una formulación especial o con una resina específica.

Puedes optar por un plato de ducha antideslizante o por revestir todo el suelo del baño con esta propiedad, lo que te sea más cómodo al aplicar microcemento en tu baño.

Composiciones y colores para todos los gusto con el microcemento en baños

Los colores del microcemento, junto con la posibilidad de aplicarlo en cualquier parte del baño, permite crear composiciones increíbles con los diferentes elementos del cuarto de baño.

Además, el microcemento en baños combina a la perfección con otros materiales como la madera o el mármol. Esto nos permite aplicar microcemento en los elementos que queremos reformar al mismo tiempo que coordina con otras piezas que ya tengamos como un mueble de lavabo vintage o una estantería con patas de acero.

El microcemento en baños triunfa: la inspiración que necesitabas

Microcemento en el baño con una bañera relajante

Dejar la mente en blanco mientras te tomas un buen baño al final de un día ajetreado puede suponer una gran diferencia. Y qué mejor que hacerlo en una bañera revestida de microcemento en tu baño que invita al relax total transmitiendo una gran serenidad y confort con sus texturas suaves.

Además, podrás revestir el borde de la bañera y conseguir un pequeño espacio donde tener a mano todas tus sales de baño, geles, champús... al mismo tiempo que los mantienes ordenados.

Microcemento en el baño para mantener el orden con estanterías personalizadas

Un baño pulcro, ordenado, sin tan siquiera una goma del pelo fuera de su sitio... Acabamos de describir tu baño perfecto, pero ahora ya no será solo un sueño. Podrás añadir a tu baño de microcemento unos estantes empotrados en la pared y revestidos con microcemento a conjunto o en contraste con otros elementos de tu baño y conseguir espacio de sobra para guardar todos tus accesorios.

Y si lo tuyo son los armarios empotrados, puedes revestir las puertas con el mismo color de microcemento del baño para hacerlos prácticamente invisibles y engrandecer el espacio.

Armario de baño de microcemento revestido en color marrón
Encimera y suelo de microcemento en baño en color gris oscuro

Microcemento en el baño con un lavamanos a medida

El lavamanos puede ser la pieza clave de nuestro baño, sobre todo si lo realizamos a medida con microcemento. Una pieza única que transformará el espacio aprovechando cada cm2 disponible.

Puedes optar por dejar la zona baja al descubierto y utilizar cestas de mimbre para ordenar tus productos para un toque más rústico o un mueble de baño suspendido si quieres un estilo más moderno. Para un acabado extraordinario añade un espejo que enmarque la zona con un punto de luz adecuado para el uso diario.

Microcemento en el baño con una ducha que será todo un acierto

Ya lo sabes, no hay nada que se le resista al microcemento y revestir la ducha no iba a ser menos. Por su propiedad impermeable y resistencia podrás tener una ducha de microcemento en el baño sin necesidad de preocupaciones por si se resiente con el uso.

Además, como la aplicación del microcemento es artesanal, puedes optar por crear una estantería empotrada dentro de la ducha de microcemento de tu baño con el mismo color y acabado para tener tus productos ordenados sin renunciar a la armonía.

Bonus track: vierte tus productos en dispensadores de cristal aesthetics que combinen con el estilo que has escogido para no dejar nada de la decoración de tu baño de microcemento al azar.

Microcemento en el baño para un plato de ducha idóneo

Y al igual que podemos revestir las paredes de la ducha de microcemeto en nuestro baño, también podemos optar por un plato de ducha de microcemento en el baño gracias a su acabado antideslizante.

Mejora el estilo de tu baño con microcemento y consigue que parezca más grande al tener un plato de ducha a juego con las paredes y el suelo, al mismo tiempo que puedes dejar de preocuparte por las caídas. Una solución perfecta para toda la familia.

Súmate al microcemento en baños con paredes que acentúan el espacio

Los baños tienden a ser pequeños, es una realidad en muchos hogares, pero un baño con microcemento en las paredes es la solución perfecta a este problema tan común. Por su ausencia de juntas y su efecto de continuidad, el microcemento en los baños aporta amplitud visual de forma increíble.

Además, el microcemento en baños es perfecto por su capacidad de potenciar la luz natural que consigue darle a cualquier cuarto de baño, aunque disponga de una ventana diminuta, un efecto de luminosidad que no creías posible.

Y si tienes claro que darle un efecto de espaciosidad a tu baño con microcemento es tu prioridad, opta por colores claros sin una textura muy marcada. ¿El toque final? Elige muebles flotantes o con patas finas que potenciarán este efecto. ¡A por ello!

Microcemento en baños en lavamanos y suelo
Lavamanos de microcemento en baño moderno

Microcemento en baños con suelos que soportan (casi) todo

Los suelos de microcemento en el baño, al igual que las paredes, consiguen aportar gran luminosidad a la estancia, pero al ser una zona muy transitada lo que más llama la atención es su resistencia frente a prácticamente todo.

No importa si caminas descalzo con los pies mojados porque los suelos de microcemento en el baño son resistentes al agua y antideslizantes. Tampoco serán un problema las juntas de unión donde se tiende a acumular la suciedad, ya que los suelos de microcemento en el baño no tienen acoplamientos por lo que el mantenimiento necesario es mínimo.

Además, la gran cantidad de opciones estéticas y de diseño de los suelos de microcemento en el baño permiten conseguir estilos decorativos muy variados: desde moderno a rústico, pasando por minimalista.

El microcemento en los baños es para todos con Smartcret

Ahora que ya conoces muchas de las opciones que existen para aplicar el microcemento en los baños, no te podrás resistir cuando conozcas las ventajas adicionales del microcemento listo al uso de Smartcret frente a otros productos convencionales.

Con el microcemento listo al uso de Smartcret podrás hacer realidad el baño que siempre has querido sin necesidad de hacer obras y en tiempo récord. Y mejor todavía, podrás aplicarlo tú mismo y ahorrarte buena parte del presupuesto. Abrir, remover y aplicar para volver a estrenar el baño. ¡No suena mal eh!

El microcemento en baños ha llegado para quedarse, ¿te lo vas a perder?